OBREROS APROBADOS NO SE AVERGUENZAN

 
 

Informacion General

Oansa Bucaral

INTRODUCCIÓN

“Awana Clubs Internacional” es una organización cristiana que se ha dedicado desde 1950 a ayudar a la iglesia local de varias maneras. El programa se dirige a alcanzar a niños y a jóvenes con el evangelio y prepararlos para servir al Señor. Este enfoque en la juventud ha resultado fructífero en la expansión de la iglesia local y en el desarrollo de sus miembros. No solamente se atraen a niños y jóvenes para guiarlos a Cristo, sino también a sus familias. De esta manera el ministerio de la iglesia local puede extenderse fácilmente. “Oansa” son las siglas de II Timoteo 2:15, “Obreros Aprobados No Se Avergüenzan.”
Clubes Oansa no sólo trabaja con la iglesia local, sino también trabaja con instituciones.
PROPÓSITO

Obedecer la gran comisión por medio de la evangelización de la juventud del mundo y sus familias.
Guiar a la juventud del mundo a llevar vidas de servicio para el Señor, por medio de instrucción de la doctrina fundamental basada sólidamente en la Biblia.
Edificar a la iglesia cristiana proporcionando oportunidades para creyentes- jóvenes y adultos-de crecer espiritualmente y desarrollar su liderazgo.
BENEFICIOS A LA IGLESIA LOCAL

Atraer a los niños y jóvenes de la comunidad y sus familias.
Comunicar el evangelio de Jesucristo de tal manera que los niños y jóvenes puedan entender fácilmente.
Ofrecer instrucción bíblica que complemente a la Escuela Dominical.
Dar oportunidad a la juventud de hacer amistades honorables, dignas de Jesucristo.
Inculcar en la juventud lealtad a la iglesia local.
Preparar jóvenes con potencial para su futuro como líderes cristianos.
Dar a los miembros de la iglesia oportunidad para servir al Señor a través del programa de Oansa.


La Declaración Doctrinal


LA BIBLIA

Creemos que la Biblia, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, es divinamente inspirada, por lo que es inerrante en los manuscritos originales y preservada por Dios en su inspiración verbal y plenaria. Por lo tanto, es la norma divinamente autoritativa para cada época y cada persona. (Mateo 5:18; 1 Corintios 2:13; 2 Timoteo 3:16-17; 2 Pedro 1:21)

DIOS

Creemos que hay un solo Dios que existe eternamente y se revela a sí mismo en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Cada uno tiene la misma naturaleza, atributos y perfecciones y son dignos de la misma adoración y confianza. (Mateo 3:16-17, 28:19; Juan 1:1-2, 14, 10:30, 14:15-17, 1 Corintios 8:6; 2 Corintios 13:14)
Creemos en Dios como absoluto y único creador y sustentador del universo, y que esa creación existe de la nada por el mandato divino y no a través de un proceso evolutivo. (Génesis 1:1; Juan 1:3; Hechos 17:24-25)
Creemos que Dios, en su voluntad soberana y por su amor para con la humanidad, envió a Cristo al mundo para salvar a los pecadores. (Juan 3:16; 1 Timoteo 1:15; 1 Juan 4:14)

DIOS HIJO

Creemos que Jesucristo fue totalmente Dios encarnado y totalmente hombre, nacido de una virgen, que Él vivió una vida sin pecado en la que enseñó y realizó obras poderosas, señales y prodigios exactamente como está revelado en los cuatro evangelios. Creemos que Él fue crucificado, derramó su sangre y murió para pagar el castigo por nuestros pecados y resucitó corporalmente de entre los muertos al tercer día. Cuarenta días después, ascendió a la diestra del Padre donde Él es la cabeza de la iglesia e intercede por los creyentes. Desde allí Él regresará de nuevo de manera personal, corporal y visible a esta tierra para establecer su Reino milenial (Isaías 7:14, 9:6; Hebreos 1:1-2; 7:25; Lucas 1:30-35; Efesios 4:8; Juan 1:1-5, 10-14, 14:3; Colosenses 2:9; 1 Corintios 15:3-4; Hechos 1:3, 11; Apocalipsis 20:4)

DIOS ESPIRÍTU SANTO

Creemos que el Espíritu Santo es una persona y es Dios, por lo que posee todos los atributos divinos. Él convence de pecado, regenera, mora, bautiza y sella a todos los creyentes al momento de su salvación, y los llena en respuesta al sometimiento con el propósito de conformarlos a la imagen de Cristo. (Juan 3:5; 16:7-11; Efesios 1:13, 4:30, 5:18; 1 Corintios 6:19, 12:13)

EL HOMBRE

Creemos que el hombre fue creado a la imagen y semejanza de Dios, pero por el pecado de Adán, la raza humana cayó, heredó una naturaleza pecaminosa y fue separada de Dios. Creemos que cada ser humano es moralmente corrupto, y que es absolutamente incapaz de hacer algo en sí mismo para remediar su condición perdida. (Génesis 1:26-27; romanos 1:18, 3:23; 5:12; Efesios 2:1-3, 12)

SALVACIÓN

Creemos que la salvación es un regalo de Dios y es recibida por el hombre a través de la fe personal en Jesucristo y Su sacrificio por el pecado. Creemos que el hombre es justificado por gracia por medio de la fe, no por obras, y que todos los creyentes verdaderos, una vez salvos, están seguros en Cristo por siempre. (Hechos 13:38-39; Romanos 4:5, 6:23, 8:1, 38-39; Juan 10:27-29; Efesios 2:8-9)

LA IGLESIA

Creemos que la verdadera iglesia está compuesta por todas las personas que son regeneradas por el Espíritu Santo a través de la fe salvadora en Jesucristo, y que ellos están mutuamente unidos al cuerpo de Cristo del cual Él es Señor y cabeza, y que han sido comisionados por Dios para las tareas de adoración, comunión, enseñanza, evangelismo y ejercicio de los dones espirituales. (Hechos 2:42, 47; Romanos 12:5; Efesios 1:22-23, 5:23-24; 1 Corintios 12:12-14; 2 Corintios 11:2)
Creemos que el establecimiento y continuidad de la iglesia local es claramente enseñado en el Nuevo Testamento. (Hechos 14:27, 20:17, 28-32; 1 Timoteo 3:1-13; Tito 1:5-11)
Creemos que la iglesia local es autónoma y libre de cualquier autoridad externa y control. (Hechos 13:1-4; 20:28; Romanos 16:1, 4; 1 Corintios 3:9, 16, 5:4-7, 13; 1 Pedro 5:1-4)

LAS ORDENANZAS DE LA IGLESIA LOCAL

Creemos que las ordenanzas para el creyente son el Bautismo en Agua por inmersión y la Cena del Señor como un recordatorio. Estos sin embargo, no pueden ser considerados como un medio de salvación. Pero ambos dan evidencia de obediencia y comunión con el Señor. (Mateo 28:19-20; Hechos 2:38, 41, 8:12, 35-38; Lucas 22:19-20; 1 Corintios 11:23-29)

LA VIDA CRISTIANA

Creemos que un cristiano debe caminar en santidad y no en pos los deseos de la carne, con la meta de conformarse a la imagen de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Como nueva criatura, y por el andar en el Espíritu, el cristiano aprende a crecer en la fe, en obediencia a la Escritura, oración, comunión con los creyentes y una vida de servicio. Creemos que el cristiano comparecerá ante el tribunal Cristo para que su vida sea evaluada según sus obras. (Gálatas 5:16-26; Hebreos 10:25; Efesios 4:20-24; Hebreos 11:6, 12:1-2; Juan 17:17; Efesios 6:18; Romanos 8:29; 2 Corintios 5:10; 1 Corintios 3:10-15)

LA SEGUNDA VENIDA

Creemos en la personal, pre-milenial e inminente venida de nuestro Señor Jesucristo. Creemos en la resurrección corporal de los muertos, los creyentes para gloria eterna y los incrédulos para juicio y castigo consciente y eterno (1 Tesalonicenses 4:13-18; 1 Corintios 15:51-52; Tito 2:11-13; Juan 14:1-6; Mateo 25:46; Apocalipsis 20:11-15; 2 Pedro 3:10).
 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one